Consultório e aconselhamento por Skype

Consultório e aconselhamento por Skype

Eu sou psicóloga e trabalho ajudando as famílias que me procuram com alguma situação específica na educação de seus filhos. Por exemplo, para saber melhor sobre o que a criança precisa em diferentes estágios do seu desenvolvimento.

Às vezes os pais têm dúvidas, não sabem se uma situação é normal na faixa de idade da criança ou se está acontecendo alguma coisa fora da normalidade.  Algumas famílias que chegam em busca de orientação têm dificuldades com os limites, por exemplo, ou por que a criança não dorme à noite, etc.

Se percebo a necessidade de um diagnóstico, porque sinto que há algo mais com a criança, recomendo outros profissionais. Talvez seja necessário consultar um médico, por exemplo.

Eu gostaria de destacar que, normalmente, as crianças antes dos sete anos de idade não precisam de terapia psicológica. Se houver um distúrbio emocional, devemos olhar em torno da criança e tentar identificar o que está acontecendo ao seu redor.Talvez seja um problema na dinâmica familiar, ou uma questão dos pais, ou algo que vem da escola … Se parece que os pais precisam de ajuda, tento ajudá-los a identificar o problema e recomendo uma direção a seguir . Se a dificuldade vem da escola, podemos tentar uma conversa com a escola para compartilhar um outro olhar.

É verdade que nem todas as famílias vêm porque têm dificuldades Muitos vêm com uma pergunta, porque eles querem saber minha opinião sobre uma determinada situação: por exemplo, as famílias que estão considerando o desmame, mas não sabem como fazê-lo de uma forma respeitosa, ou famílias que não sabem como agir quando chega um irmãozinho ou que têm dúvidas sobre o que fazer com a chupeta, ou como acompanhar os seus filhos no processo de deixar a fralda, etc.

Partilho uma visão construída a partir de uma  experiência e um caminho pessoal e profissional, influenciado principalmente pela visão pikleriana (da Dra Emmi Pikler e do Instituto Pikler-Lóczy) e pela pedagogia Waldorf.

Como atualmente moro na Espanha, os encontros com famílias que moram em outros países  se realizam por Skype e o pagamento se faz por transferência, Paypal ou envio por Western Union.

Sonia Kliass “El juego es la actividad central del niño”

Facebook

¿Qué es el juego para ti?

Diría que el juego es la actividad central del niño. Hay un desconocimiento de lo que es el juego y su importancia , aunque ahora parece que haya un cambio, una conciencia … La naturaleza predispone al niño a jugar, el juego le da al niño recursos físicos, emocionales, relacionales y cognitivos. El niño biológicamente está preparado para jugar. Antes se daba de manera natural.

¿De manera natural ? Y cuándo se pierde?

Cuando hay un cambio de organización social, el juego se pierde con la escolarización en los primeros años de vida de los niños. Hace un siglo los niños no asistían a la escuela hasta los siete años, de hecho, en países como Finlandia tampoco.

Nos quieres decir que las escuelas no deberían existir?

El problema no es que haya espacios educativos, pero no deberían existir las escuelas como están entendidas . Ya que todo lo que viene de fuera del niño ocupa un espac

io a lo que el niño debe sacar desde dentro.

¿No crees que hay un cambio en este sentido?

Hay un impulso, pero también existe un desconocimiento del valor del juego libre.

¿Juego libre?

El niño debe hacer lo que quiere, cuando quiere y como quiere.

¿Sin límites?

Debe haber un marco bien definido de reglas y normas. Por ejemplo, Emmi Pikler proponía el parque, un espacio definido que como mínimo debería hacer 2×2, con barrotes para el primer año de vida. Hay mucha gente que tiene alergia a esta idea, pero el niño tiene un espacio para él, con material adecuado y allí le das total libertad. Es necesario integrar normas y límites.

¿En el juego libre también?

Pero no hace falta sólo límites. Cuando tenemos un grupo de niños pequeños, de menos de 3 años (cuando aún no tienen

muchas herramientas sociales ), la organización del tiempo, del espacios, los materiales, y la actuación del adulto debe ser impecable para que puedan hacer juego libre.

¿Y el movimiento?

El movimiento debe ser libre también. Lo que pasa es que las familias reciben el mensaje de que la motricidad es algo importante y también se ha creado la idea de que cuanto antes mejor. Hay una aceleración en general y en el movimiento de los niños suele avanzar la naturaleza.

¿Si?

Todo es movimiento, movimiento grande y movimiento pequeño. Como decía Piagget, se conoce a través de los sentidos y el movimiento. Los niños perciben por los sentidos y actúan con el movimiento. Piensan con movimiento, en acción. Por ello, el primer tipo de juego es la manipulación. Cuando los niños juegan no deberían estar pendientes de la postura para centrarse. Es como si ahora te hiciera escribir de pie apoyada en un pie -estoy a punto de probarlo, pero lo dejo en una sonrisa- Si los niños tienen libertad de movimiento y el adulto le proporciona el espacio adecuado, el niño llega a las posturas por él mismo, esto es lo que descubrió Emmi Pikler.

¿Cuál sería la mejor postura?

Se tiene la idea de que para poder jugar y manipular los niños deben sentarse, pero esto no es así, porque el niño que todavía no se sienta hará la misma manipulación pero estirado. Por ejemplo, si un niño se sentaría por él mismo a los diez meses y lo pones sentado a los seis, lo estás obligando a manipular mal sentado, toda la motricidad fina no tiene la misma calidad. Cuando un niño está experimentando pero aún no domina una postura, para manipular utiliza la postura anterior. Así es como coordina el movimiento grande con el pequeño.

Dices que el niño es hacer, ¿me lo podrías explicar?

Un niño es movimiento en si mismo. La manera de estar en el mundo del niño pequeño es haciendo. En acción y movimiento. Observar también es una actitud. Es muy difícil que el niño no haga. Los niños les cuesta mucho no hacer. De hecho llegan muchos conflictos cuando se les obliga a no hacer.

¿Cuando empiezas a hacer talleres?

Empiezo cuando me doy cuenta que había que cambiar la imagen creada de los niños de 0 a 7 años. Una imagen que no correspondía con la realidad, hay un concepto de niño que no tiene ninguna base real. Cómo se pretende que un niño de dos años tenga que sentarse y esperar? O cómo se puede decir que un niño de 4 años tiene problemas de lectoescritura?

¿Qué haces en estos talleres ?

Hablo de diferentes temas, de aspectos relacionados en el desarrollo de los niños de 0 a 7 años y uno de ellos es el movimiento porque es muy importante.

¿Qué opinas de los juguetes educativos ?

El problema es la imagen que hay detrás , está la idea de que el juguete debe enseñar . Hay una incomprensión muy grande del aprendizaje del niño, aunque el niño no tenga juguetes de colores, los aprenderá que los colores están en el mundo. De hecho , los niños no necesitan juguetes.

¿Dónde podemos encontrarte ?

En mi página de facebook y en mi portal www.soniakliass.com

Sonia Kliass “El joc és l’activitat central del nen”

Facebook

Què és el joc per tu?

Diria que el joc és l’activitat central del nen. Hi ha un desconeixement de què és el joc i la seva importància, encara que ara sembla que hi hagi un canvi, una consciència… La natura predisposa al nen a jugar, el joc li dóna a l’infant recursos físics, emocionals, relacionals i cognitius. El nen biològicament està preparat per jugar. Abans es donava de manera natural.

De manera natural? I quan es perd?

Quan hi ha un canvi d’organització social, el joc es perd amb l’escolarització en els primers anys de vida dels nens. Fa un segle els nens no assistien a l’escola fins als set anys, de fet, a països com Finlàndia tampoc.

Vols dir que les escoles no haurien d’existir?

El problema no és que hi hagi espais educatius, però no haurien d’existir les escoles com estan enteses. Ja que tot el que ve de fora del nen ocupa un espai a allò que el nen ha de treure des de dins.

No creus que hi ha un canvi en aquest sentit?

Hi ha un impuls, però també existeix un desconeixement del valor del joc lliure.

Joc lliure?

L’infant ha de fer el què vol, quan vol i com vol.

Sonia Kliass

Sense límits?

Hi ha d’haver un marc ben definit de regles i normes. Per exemple, Emmi Pikler proposava el parc, un espai definit que com a mínim hauria de fer 2×2, amb barrots. Hi ha molta gent que té al·lèrgia a aquesta idea, però l’infant té un espai per a ell, amb material adient i allà li dónes total llibertat. És necessari integrar normes i límits.

En el joc lliure també?

Però no fa falta només límits. Quan tenim un grup d’infants petits, de menys de 3 anys (quan encara no tenen gaires eines socials), l’organització del temps, de l’espais, dels materials, i l’actuació de l’adult ha de ser impecable perquè puguin fer joc lliure.

I el moviment?

El moviment ha de ser lliure també. El que passa és que les famílies reben el missatge que la motricitat és una cosa important i també s’ha creat la idea que quant més aviat millor. Hi ha una acceleració en general i en el moviment dels nens s’acostuma a avançar la naturalesa.

Si?

Tot és moviment, moviment gros i moviment petit. Com deia Piagget, es coneix a través dels sentits i el moviment. Els nens perceben pels sentits i actuen amb el moviment. Pensen amb moviment, en acció. Per això, el primer tipus de joc és la manipulació. Quan els nens juguen no haurien d’estar pendents de la postura per centrar-se. Es com si ara et fes escriure dreta i a peu coix -estic a punt de provar-ho, però ho deixo en una rialla- Si els nens tenen llibertat de moviment i l’adult li proporciona l’espai adequat, el nen arriba a les postures per ell mateix, això és el que va descobrir Emmi Pikler.

Quina seria la millor postura?

Es té la idea que per poder jugar i manipular els nens han de seure, però això no és així, perquè el nen que encara no s’asseu farà la mateixa manipulació però estirat. Per exemple, si un nen s’asseuria per ell mateix als deu mesos i el poses assegut als sis, l’estàs obligant a manipular mal assegut, tota la motricitat fina no té la mateixa qualitat. Quan un nen està experimentant però encara no domina una postura, per manipular fa servir la postura anterior. Així es com coordina el moviment gros amb el petit.

Dius que el nen és fer, m’ho podries explicar?

Un nen és moviment ensi mateix. La manera d’estar en el món del nen petit és fent. En acció i moviment. Observar també és una actitud. És molt difícil que el nen no faci. Els nens els costa molt no fer. De fet arriben molts conflictes quan se’ls obliga a no fer.

Quan comences a fer tallers?

Començo quan me n’adono que s’havia de canviar la imatge creada dels nens de 0 a 7 anys. Una imatge que no corresponia amb la realitat, hi ha un concepte d’infant que no té cap base real. Com es pretén que un nen de dos anys s’hagi d’asseure i esperar? O com es pot dir que un nen de 4 anys té problemes de lectoescriptura?

Què fas en aquests tallers?

Parlo de diferents temes, d’aspectes relacionats en el desenvolupament dels nens de 0 a 7 anys i un d’ells és el moviment perquè és molt important.

Què opines de les joguines educatives?

El problema és la imatge que hi ha al darrere, hi ha la idea que la joguina ha d’ensenyar. Hi ha una incomprensió molt gran de l’aprenentatge del nen, encara que el nen no tingui joguines de colors, els aprendrà perquè els colors estan en el món. De fet, els nens no necessiten joguines.

On podem trobar-te?

A la meva pàgina de facebook i en el meu portal www.soniakliass.com

Juguetes que dan mucho juego: el pañuelo

 

foto (1)

A partir de los tres meses, vemos como cada vez más los niños hacen el gesto de intentar coger algo. Puede ser, por ejemplo, la ropa de su madre, la sábana o el babero. Las telas, que tienen cierto volumen y se adaptan fácilmente al gesto aún incipiente del niño, les permiten una primera experiencia de satisfacción por llegar a coger algo en sus manos.

Son suaves, ligeras, seguras (no suponen ningún peligro para un bebé) y fáciles de coger. Por eso en el Instituto Pikler las recomiendan como primer juguete. Allí la tradición de la casa es un pañuelo de algodón del tamaño de una servilleta, de color y con topos.

A mi me encanta hacer ganchillo y he descubierto que un pañuelo hecho de ganchillo también puede ser un excelente primer juguete, a los niños les encanta y da muchísimo juego. Por otra parte, desde la pedagogía Waldorf sabemos que los juguetes hechos a mano llevan en sí algo especial que los niños pueden percibir; no es un objeto cualquier, lleva la intención y la energía que ha puesto allí la persona que lo ha hecho. Además del beneficio que saca el adulto por el hecho de hacer algo manual, pero este es un tema para otro artículo…

Los topos de los pañuelos «Pikler» ofrecen contrastes visuales que facilitan a que los niños los puedan ver mejor en los primeros meses. En el caso del ganchillo, este efecto se percibe gracias a los mismos agujeritos de la trama que hacen un juego de luz y sombra además, claro, de los pliegues.

 

 

foto (3)

A la gente que domina el ganchillo os invito a hacer pañuelos como juguetes para los niños pequeños. Y para los que no lo dominan, os invito a buscar a alguien que os pueda enseñar: es muy fácil aprender y os abrirá una puerta a muchas posibilidades interesantes. Mejor que sea de algodón 100%.

Las consultas a las familias

Escribo esta entrada en el blog para compartir el trabajo que hago de consulta con los familias.

Yo soy psicóloga pero no trabajo como terapeuta, no hago terapia infantil ni terapia con adultos.

Muchas veces ayudo a las familias que se ponen en contacto conmigo porque tienen una dificultad, dándoles una información concreta: por ejemplo comentando qué necesidades tiene el niño o niña en las diferentes etapas y si la situación difícil que viven es normal o pasa algo más.
Si no es una situación fuera de la normalidad les puedo dar herramientas para que tengan recursos para mejorarla. Son familias que llegan con dificultades con los límites, por ejemplo, o que vienen porque no duermen por las noches, etc.

Si por el que me explican veo que sería interesante un diagnóstico porque intuyo que hay algo más con el niño, derivo a otros profesionales. Me gustaría resaltar que los niños pequeños, hasta los siete años no necesitan terapia psicológica. Pero quizás hay un tema médico, o motriz, o dietético, o puede ser que necesite alguna sesión de osteopatía, por ejemplo.

Si hay un malestar emocional, hay que mirar alrededor del niño y actuar en el entorno.
Quizás es un problema en la dinámica familiar, o una cuestión de los padres, o de uno de los padres, o algo que venga desde la escuela, pueden ser muchas cosas…

Si veo que los padres necesitan ayuda, los ayudo a identificar que tipo de ayuda y les recomiendo que la busquen. Si la dificultad viene de la escuela, alguna vez he acompañado a los padres a hablar con la maestra para compartir otra mirada.

Bien es verdad que no todas las familias vienen porque tienen dificultades Muchas vienen con una pregunta porque quieren saber mi opinión sobre una situación concreta: por ejemplo familias que se están planteando destetar pero no saben como hacerlo de una manera respetuosa, o familias que no están seguras de como actuar cuando llega un hermano pequeño, o que tienen dudas sobre qué hacer con el chupete, o como acompañar a sus hijos a dejar los pañales, etc.

Entiendo que mi papel es compartir mi visión, una visión que está construida desde mi experiencia con base al que he podido aprender en mi camino personal y profesional, muy influenciada, por supuesto, por una visión pikleriana y por la pedagogía Waldorf.

Las consultas las hago presenciales, en Girona, o por skype por si están lejos y no tienen la posibilidad de acercarse.

Les consultes a les famílies

Escric aquesta entrada al blog per compartir el treball que faig en consulta amb els famílies.

Jo sóc psicòloga però no treball com a terapeuta, no faig teràpia infantil ni teràpia amb adults.

Moltes vegades ajudo a les famílies que em procuren perquè tenen una dificultat donant-los una informació concreta: per exemple comentant què necessitats té el nen o nena en les diferents etapes i si la situació difícil que estan vivint és normal o passa alguna cosa més.
Si no és una situació fora de la normalitat els puc donar eines perquè tinguin recursos per millorar-la. Són famílies que arriben amb dificultats amb els límits, per exemple, o que vénen perquè no dormen a les nits, etc.

Si pel que m’expliquen veig que seria interessant un diagnòstic perquè intueixo que hi ha alguna cosa més amb l’infant, derivo a altres professionals. M’agradaria ressaltar que els nens petits, fins als set anys, no necessiten teràpia psicològica. Però potser hi ha un tema mèdic, o motriu, o dietètic, o pot ser que necessiti alguna sessió d’osteopatia, per exemple.

Si hi ha un malestar emocional, cal mirar al voltant del nen i actuar en l’entorn.
Potser és un problema en la dinàmica de la família, o una questió dels pares, o d’un dels pares, o alguna cosa que ve des de l’escola, poden ser moltes coses…

Si veig que els pares necessiten ajuda, els ajudo a identificar què tipus d’ajuda i els recomano que la busquin. Si la dificultat ve de l’escola alguna vegada he acompanyat als pares a parlar amb la mestra per compartir una altra mirada.

La veritat és que, en realitat, no totes les famílies vénen perquè tenen dificultats Moltes vénen amb una pregunta perquè volen saber la meva opinió sobre una situació concreta: per exemple famílies que es *estan plantejant deslletar *però no saben com fer-ho d’una manera respectuosa, o famílies que no estan segures en com actuar quan arriba un germà petit, o que tenen dubtes sobre què fer amb el xumet, o com acompanyar als seus fills a deixar els bolquers, etc.

Entenc que el meu paper és compartir la meva visió, una visió que està construïda des de la meva experiència amb base al que he pogut aprendre en el meu camí personal i professional, molt influenciada, per descomptat, per la visió pikleriana i per la pedagogia Waldorf

Cireres al Febrer

cerezos-japon2-a1

Cireres al Febrer

L’altre dia , a principis de curs, comprant material escolar, em vaig trobar amb una mare a la cua per pagar. M’explicava que el seu fill que estava començant primer d’ESO li estava costant molt l’adaptació al nou cicle. Li vaig preguntar si era dels petits del seu curs i em va dir que si, que era nascut a finals de l’any.

Em trobo constantment famílies que pateixen perquè els seus fills no estan preparats per enfrontar una situació escolar concreta per falta de maduresa. Tan difícil seria respectar els seus processos?

El pas d’infantil a primària és clau. Hauríem de valorar d’una manera global cada infant abans de passar-lo a primària, tal com es fa a les escoles Waldorf. A més, si a les escoles infantis els nens i nenes estiguessin barrejats de 3 a 6 anys, quan algú per falta de maduresa es queda a infantil no repeteix curs, simplement viu un altre any abans d’anar a la primària.

Per més que estimulis i pressionis un cirerer no et donarà cireres al mes de febrer. Els infants no poden respondre a les demandes dels mestres si no estan madurs, la psicologia ja ho sap això des de fa temps.

En relació a aquest tema de la maduresa hi ha una cosa que m’indigna especialment. És l’exigència que es fa a les famílies de que els infants que entren a P3 ja no portin bolquers. El fet de que a un infant de P3, que potser només té dos anys i mig, no se’l canvia si ho necessita perquè no és feina de la mestra. En moltes escoles la norma és que l’infant es queda brut i moll, sense bolquers (perquè estan prohibits al segon cicle d’infantil), i ha d’esperar que vingui un familiar a solucionar el problema. Per mi aquesta situació és més que una falta de respecte, és una violència. A un infant de dos o tres anys també se li ha de tractar amb dignitat.

Sabem avui que el control d’esfínters tal com ho mostren les investigacions de la metgessa Judit Falk no és un tema de entrenament ni de voluntat, , és un procés complex i un tema de pura maduresa a molt nivells, no només fisiològic.

Entenc que tal com està estructurada l’escola les mestres potser no tenen condicions de canviar els infants però s’ha de buscar d’altres solucions que no passin perquè siguin els mateixos infants qui hagin d’assumir les conseqüències.

El que deixa de buscar lo que no hi és i mira atentament veurà lo que si que hi és: unes flors precioses. Entre tots tenim la responsabilitat d’humanitzar l’escola pel bé dels infants.

Cerezas en Febrero

cerezos-japon2-a1

El otro día, a principios de curso, comprando material escolar, me encontré con una madre en la cola para pagar. Me explicaba que su hijo que estaba empezando primero de ESO le estaba costando mucho la adaptación al nuevo ciclo. Le pregunté si era de los pequeños de su curso y me dijo que sí, que era nacido a finales del año.
Me encuentro constantemente familias que sufren porque sus hijos no están preparados para enfrentar una situación escolar concreta por falta de madurez. ¿Tan difícil sería respetar sus procesos?
El paso de infantil a primaria es clave. Deberíamos valorar de forma global cada niño antes de pasarlo a primaria, tal como se hace en las escuelas Waldorf. Además, si en las escuelas infantiles los niños estuvieran mezclados de 3 a 6 años, cuando alguien por falta de madurez se queda en infantil no repite curso, simplemente vive otro año antes de ir a la primaria.
Por más que estimules y presiones a un cerezo, no te dará cerezas en el mes de febrero. Los niños no pueden responder a las demandas de los maestros si no están maduros, la psicología ya lo sabe desde hace tiempo.
En relación a este tema de la madurez hay algo que me indigna especialmente. Es la exigencia a las familias de que los niños que entran en P3 ya no lleven pañales. El hecho de que a un niño de P3, que quizá sólo tiene dos años y medio, no se le cambia si lo necesita porque no es tarea de la maestra. En muchas escuelas la norma es que el niño se queda sucio y mojado, sin pañales (porque están prohibidos en el segundo ciclo de infantil), y tiene que esperar que venga un familiar a solucionar el problema. Para mí esta situación es más que una falta de respeto, es una violencia. A un niño de dos o tres años también se le debe tratar con dignidad.
Sabemos hoy que dejar los pañales tal como lo muestran las investigaciones de la doctora Judith Falk no es un tema de entrenamiento ni de voluntad, es un proceso complejo y un tema de pura madurez a muchos niveles, no sólo fisiológico.
Entiendo que tal como está estructurada la escuela las maestras quizás no tienen condiciones de cambiar los niños pero hay que buscar otras soluciones que no pasen por ser los mismos niños quienes tengan que asumir las consecuencias.
Cuando dejamos de buscar lo que no está y miramos con atención vemos finalmente lo que sí que está: unas preciosas flores. Entre todos tenemos la responsabilidad de humanizar la escuela por el bien de los niños.

Programa “El niño de 0 a 7 años” 2015/2016

DSC00082

Programa “El niño de 0 a 7 años”

Centro Marenostrum C/ Fontanella 16, principal, Barcelona

 

 

24 de octubre (de 10 a 1 – mañana)

“Creando las bases para una vida emocional saludable”

21 de noviembre ( de 10 a 1 – mañana)

“Atención y respeto en la vida cotidiana: el momento de las comidas”

30 de enero (de 10 a 1 – mañana)

“Cómo aprenden los niños”

27 de febrero (de 10 a 1 – mañana )

“Introducción al trabajo de Emmi Pikler”

12 de marzo (de 4 a 7 – tarde)

“Introducción a la pedagogía Waldorf”

30 de abril (de 10 a 1 – mañana)

“Desarrollo de la grafía y del dibujo”

28 de mayo (de 10 a 1 – mañana)

“Los cuentos, alimento para el alma”

18 de junio (de 4 a 7 – tarde)

“El reto de las nuevas tecnologías”