Juguetes que dan mucho juego: el pañuelo

 

foto (1)

A partir de los tres meses, vemos como cada vez más los niños hacen el gesto de intentar coger algo. Puede ser, por ejemplo, la ropa de su madre, la sábana o el babero. Las telas, que tienen cierto volumen y se adaptan fácilmente al gesto aún incipiente del niño, les permiten una primera experiencia de satisfacción por llegar a coger algo en sus manos.

Son suaves, ligeras, seguras (no suponen ningún peligro para un bebé) y fáciles de coger. Por eso en el Instituto Pikler las recomiendan como primer juguete. Allí la tradición de la casa es un pañuelo de algodón del tamaño de una servilleta, de color y con topos.

A mi me encanta hacer ganchillo y he descubierto que un pañuelo hecho de ganchillo también puede ser un excelente primer juguete, a los niños les encanta y da muchísimo juego. Por otra parte, desde la pedagogía Waldorf sabemos que los juguetes hechos a mano llevan en sí algo especial que los niños pueden percibir; no es un objeto cualquier, lleva la intención y la energía que ha puesto allí la persona que lo ha hecho. Además del beneficio que saca el adulto por el hecho de hacer algo manual, pero este es un tema para otro artículo…

Los topos de los pañuelos «Pikler» ofrecen contrastes visuales que facilitan a que los niños los puedan ver mejor en los primeros meses. En el caso del ganchillo, este efecto se percibe gracias a los mismos agujeritos de la trama que hacen un juego de luz y sombra además, claro, de los pliegues.

 

 

foto (3)

A la gente que domina el ganchillo os invito a hacer pañuelos como juguetes para los niños pequeños. Y para los que no lo dominan, os invito a buscar a alguien que os pueda enseñar: es muy fácil aprender y os abrirá una puerta a muchas posibilidades interesantes. Mejor que sea de algodón 100%.

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] textures que li aportaran diverses sensacions i descobertes. Tal i com ens diu la Sònia Kliass, les teles, que tenen cert volum i s’adapten fàcilment al gest encara incipient de l’infant, […]

  2. […] textures que li aportaran diverses sensacions i descobertes. Tal i com ens diu la Sònia Kliass, les teles, que tenen cert volum i s’adapten fàcilment al gest encara incipient de l’infant, […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *